jueves, 23 de febrero de 2012

Capítulo 8: Vodka para olvidar y fresas con nata para endulzar.


Angel me mira, su mirada muestra una tristeza que pocos podrían averiguar, pero a pesar de todo intenta animarme, decido volver con Ingrid y decirle que me vuelvo a casa, aunque puede que no me sea posible, pero finalmente la vuelta a casa se me permite, he intento olvidar que mi padre se ha muerto, que todo es un mal sueño. Me encuentro más animada cuando llegamos a casa, entro en casa con Angel y me dirijo aun armario que hay en mi salón y saco de el una botella de vodka y un par de vasos, me siento en el sofá y le mando a Angel que se siente a mi lado, poso los dos vasos sobre la mesa y echo vodka en ellos.
-¿Qué haces?-me pregunta Angel.
-Olvidar.
-Pues antes de olvidar, déjame llamar a mis padres para avisar de que no vengan, ¿acaso que prefieras olvidar y dormir sola?
-No, no tengo el menor interés de olvidar sola.
-¿Y de dormir?
-Tampoco. Así que más te vale llamar.
Angel sonrió y cogió su móvil, aviso a sus padres y mientras yo subo a mi cuarto y dejo el chaquetón y las botas en el, me cambio de ropa y me pongo un pantalón corto vaquero  y una camiseta vieja de tirantes, por que a pesar de que este en invierno, el vodka va a hacer su trabajo, pienso en lo que voy a hacer, pero decididamente quiero olvidar o morirme, lo que cause menos dolor sería lo mejor. Cuando bajo al salón Angel ha acabado de hablar con sus padres, se ha quitado la chaqueta y ya esta dispuesto para ayudarme a olvidar todo aquello que me hace daño. Me siento en el sofá, justo a su lado, cogemos los vasos y en menos de tres segundos el vodka baja por mi garganta haciendo que arda y al mismo tiempo que mi cuerpo comience a notar algo de calor, hago una mueca de  dolor. Angel se ríe de mi cara y luego vuelve a rellenar los vasos y después de una pequeña cuenta de tres segundos volvemos a beber el vodka, ahora no siento que arda tanto, pero aun así siento algo de calor y no creo que el efecto de olvidar tarde en llegar. Seguimos a lo nuestro tomando vodka y hablando, aunque estamos empezando a decir tonterías, Angel se acerca a mí y me da un beso y yo se lo devuelvo, él sonríe y vuelve a rellenar los vasos yo levanto el mio y digo:
-Para olvidar…1-2-3
Trago el líquido lo más rápido que puedo, siento como ya no me afecta la muerte de mi padre, Angel me mira, se acerca y me besa, yo correspondo a su beso y me inclino sobre él dejándolo tumbado, las manos de Angel se  deslizan por mi cuerpo haciendo que se me escape una pequeña risita, mis labios bajan por su cuello, Angel tira de mi camiseta hacia arriba hasta que logra quitármela, yo tiro de la suya, él se levanta para ayudarme y vuelve a tumbarse. Comienzo a besar su torso, relleno un vaso de vodka y me lo bebo, le doy otro a Angel, me levanto y me dirijo a la cocina, cojo un bote de nata y unas fresas de la nevera, vuelvo al salón Angel sigue tumbado esperándome, cojo una fresa y la meto en mi boca hasta la mitad, me acerco a Angel y él intenta besarme a la vez que muerde la fresa, mi mano intenta coger la nata a la vez que beso a Angel, abro el bote y echo un poco sobre su pecho varias veces, le vuelvo a dar otro beso y mis labios comienzan a bajar hacia su pecho, le doy un lametón a la nata que hay sobre su pecho, juego un buen rato con la nata y las fresas, que si le doy una y al final no se la doy, vuelvo a echar nata sobre su torso y le vuelvo a dar pequeños lametones  y en ese mismo momento Angel consigue dejar mi cuerpo bajo el suyo. Comienza a besar mi cuello baja hasta mi pecho, a la vez que me besa noto como desabrocha mi pantalón y yo hago lo mismo, intento desabrochar el suyo, cuando consigo quitárselo el mío ya esta por los suelos. Angel desabrocha mi top y comienza a besar mis pechos, él también juega con la nata y las fresas, echa varias veces nata sobre mi cuerpo, pero enseguida noto como desaparece y continua dando besos a mi pechos, cierro los ojos y siento como varias veces ahogo un gemido, abro mis ojos y Angel y yo estamos completamente desnudos, vuelvo a cerrar los ojos y esta vez ninguno de los dos ahoga ni un gemido. Comienzo a sentir calor, mi corazón late a mil y después de un tiempo la llama de mi corazón se calma y caigo en un profundo sueño y mientras me quedo dormida siento  que el cuerpo de Angel esta abrazado a mi, se acerca a mi oído y en un susurro dice “te quiero” yo me giro hacia él le doy un beso y le respondo “y yo a ti”.

Bueno se que este capítulo es cortisimo y encima muy atrevido, pero es que mi querida amiguita Paula queria que ocurriese esto pronto y yo lo admito lo tenia en mente, no creo que comenteis, pero bueno...por lo menos lo e puesto de forma que quedase fino. Bs bs bs